Un viaje al interior de un Hospital público: la Unidad de GRD. Hilda Oyarzún Astudillo

Se me ha pedido que describa la Unidad de GRD (Grupos Relacionados por el Diagnóstico). Para poder describir dicha Unidad debo remontarme a muchos años atrás, cuando ejercía mi profesión de Matrona de Neonatología, período en el que tuve mi primer acercamiento a lo que ahora es GRD, ya que, en el año 1998 comenzamos a ocupar la Clasificación Internacional de Enfermedades, CIE 10, en el sistema Orden, al realizar el ingreso de los datos de los recién nacidos hospitalizados.

Pasado el tiempo me trasformé en la Supervisora de Neonatología, y es aquí donde el CMBD (Conjunto Mínimo Básico de Datos) toma relevancia, ya que una de mis funciones era mantener al día un Libro de registro de todos los egresos de la Unidad; allí se registran todos los datos administrativos y clínicos del paciente. Tengo que explicar que en ese entonces, no sabía que esta actividad que debía realizar en forma diaria sería con los años el elemento básico de lo que hoy en día es la Herramienta GRD, pues en el libro aquel de Neonatología se debía registrar los datos personales, sociodemográficos, antecedentes familiares, diagnóstico principal, secundarios, y procedimiento principal y secundarios; la única diferencia es que es en papel y no existe un software que almacena y procesa los datos para poder obtener el análisis.

Los libros de Neonatología siempre han sido muy requeridos por profesionales para realizar trabajos de investigación retrospectivo. Cuando se crean los GRD tuve una conexión muy grande con lo que se hacía, ya que lo llevaba a cabo hacía mucho tiempo. Trascurrido unos meses de haberse creado la Unidad de GRD en el Hospital, se llama a concurso para proveer cargos en las Unidades de GRD recién creadas en todo Chile, y para mi realmente fue una tremenda oportunidad y desafío al postular al cargo de Codificadora, porque esto significó un cambio radical en mí como professional, pues me desvinculé con mi profesión en sí, y de ser la supervisora de una Unidad pasé a ser Codificadora de eventos de todo el Hospital.

Antes de seguir con este relato, es fundamental dar a conocer la definición que Fetter y colaboradores realizan al respecto:

“Los GRD son un sistema de clasificación de pacientes que se basa en la agrupación de los mismos, que egresan de un Hospital, a partir de la información contenida en la Hoja de Cierre de la Historia Clínica (CMDB), conformando grupos homogéneos en cuanto a consumo de recursos y con coherencia”. (Fetter y otros, citado en Schavone y Ríos, 2013, p.117)

Por otra parte, Miguel Schavone y Jorge Ríos (2013, pp.117-118) sostienen que los GRD

“son producto de un equipo de investigación de la Universidad de Yale con el soporte de la Health Care Financing Administration (HCFA), de la que recibe la denominación el primer sistema de GRD utilizado (HCFA-GRD) […] En Estados Unidos, desde 1983, los GRD se utilizan como base de un sistema de pago prospectivo para el reembolso de las hospitalizaciones”.

Ahora bien, al revisar GRD debemos mencionar que el punto de partida del proceso de obtención de los GRD es la Historia clínica y el Conjunto Mínimo de Datos Básicos (CMDB). De aquí la importancia que la misma cuente con datos completos, legibles y fidedignos. Se codifican entonces los diagnósticos al egreso del paciente según la Clasificación Internacional de Enfermedades (CIE 10) y los procedimientos con la Clasificación Internacional de Enfermedades, (CIE 9 MC). Cada paciente tiene su peso GRD.

En la versión utilizada cada GRD se clasifica en médico o quirúrgico. Estos últimos incluyen a los egresos de pacientes a quienes se les ha realizado algún tipo de procedimiento diagnóstico o terapéutico, desde una intervención quirúrgica a un inserción de catéter venoso central en pabellón.

Como lo señalamos antes, cada GRD se asocia a un peso relativo, que vincula, en forma relativa, el costo esperable de los pacientes de ese GRD con el costo medio de todos los pacientes que egresan de la hospitalización. Esta clasificación de pacientes permite agrupar a los diferentes pacientes tratados en un Hospital para conocer la complejidad hospitalaria, los productos y servicios finales brindados y la calidad de estos.

Los GRD constituyen la Unidad, la cual me ha entregado muchas satisfacciones, ya que desde la visión de una Unidad del Hospital (Neonatología), he podido tener la visión macro de todo lo que acontece en todas las otras Unidades del Hospital, permitiéndome obtener conocimientos de toda las ramas de la medicina para poder realizar una codificación que trasparente la casuística hospitalaria.

Con el paso del tiempo ―y como ya dije―, por circunstancias de la vida, quedo a cargo de la Unidad, lo cual me ha permitido liderar una Unidad hospitalaria que podemos comparar con el corazón, ya que por ella deben pasar todas las fichas de los pacientes, tal cual la sangre lo hace por el corazón; desde la Unidad se envía a Archivo, el cual lo reparte a las diferentes áreas que necesitan las fichas, así como lo propio hace el corazón, que envía la sangre a la aorta y la reparte a todo nuestro organismo. Los datos ingresados al sistema son procesados y nos entregan informes de acuerdo a los indicadores que nos miden desde el nivel central, nos retroalimenta en cuanto a la gestión hospitalaria, podemos saber la complejidad de la casuística hospitalaria, el peso GRD, los casos que se desvían de la media, etc., para poder gestionar los recursos con que cuenta el establecimiento.

Actualmente los GRD han alcanzado notoriedad, pues el financiamiento de los hospitales de Chile, a contar del 2020, se realizará por GRD, lo cual conlleva un cambio de paradigma en la atención sanitaria, ya que siempre se ha pagado por prestación, o sea, sin ver al paciente en su integralidad. Con este cambio el pago se realizará por paciente en su contexto, por tanto si tiene comorbilidades será más complejo, si tiene procedimiento quirúrgico será quirúrgico.

Quiero enfatizar que lo más importante no es tener un peso alto, lo más importante es tener buenos indicadores en el uso eficiente de las camas, tal como:

  • – Índice Estancia Media Ajustada (IEMA): Indicador de funcionamiento que se utiliza en términos de gestión de la Estancia Media (uso de cama). Compara la Estancia Media (EM) observada en el Hospital con la Estancia Media Ajustada a Funcionamiento (EMAF), esperada si el funcionamiento por GRD fuese el del estándar. Cuando su valor es menor o igual a 1, significa que se necesitó menos días de estancia que el Estándar para tratar similar casuística, es decir, la especialidad médica sería más eficiente que el funcionamiento de la Norma GRD, en términos de uso de sus camas. Si es mayor a 1 significa que utilizó más días camas, resultando menos eficiente en el consumo de estadías que el Estándar para tratar similar casuística.
  • – Índice Funcional (IF): Indicador de funcionamiento en términos de gestión de la estancia. Es la razón entre la Estancia Media Ajustada a Casuística del Hospital (EMAC) y la Estancia Media (EM) del estándar. Este índice nos proporciona información sobre el patrón funcional del Hospital respecto al estándar, dando una idea de la eficiencia relativa de aquél respecto a éste. Un Índice Funcional inferior o igual a 1 indica que el Hospital precisa menos días de hospitalización que el estándar, para tratar la casuística de este último.

Por ultimo, solicitamos la colaboración de tod@s para que la Unidad de Análisis Clínico GRD pueda obtener los datos en la oportunidad y con la trasparencia necesaria para nuestro Hospital.

Bibliografía

Schavone, Miguel y Ríos, Jorge (2013). Economía y Financiamiento de la Salud. Editorial Dunken, Buenos Aires.

Print Friendly, PDF & Email
Ir al contenido