El último recuerdo de la Tía Nina. Jorge Coghlan De Rosa

– ¡A ver don Juan..! ¡Súbase a la camilla! El hombre, macizo y de tez morena, se acomodó sobre la colchoneta con movimientos lentos y pesados. Tenía mi misma edad, según pude percatarme al revisar su ficha clínica. Consultaba por un pertinaz dolor lumbar. Con ademán parsimonioso comencé mi examen. Pero al levantar su pierna, …

Leer más

Ir al contenido