Poesías: Victor Villegas Figueroa

Foto del autor

Si un día una nube te dijera:

‘’Ven sube, te llevo a dónde quieras’’

Cómo no dudar si las nubes vuelan tan alto.

Si un día en vez de dudas las nubes ofrecieran sillones,

qué problema sería codearse con los aviones.


Valparaíso tiene un cerro para el olvido.

En el cerro Panteón descansa mi tía. Mi tía descansa en el cerro Panteón.

Desde el cerro Panteón veo casi todo y el mar. Casi todo veo desde el cerro Panteón.

Turistas pasan y miran el cerro. El cerro en la mira de paseantes turistas.

Muchos años descansa mi tía en el cerro. El cerro descansa en mi tía y muchos más.

La paz es rota por sirenas y bocinas. Bocinas y sirenas derrotan la paz.

La noche trae el silencio duro. El silencio traído por la noche dura.

Durante el día no me acuerdo de mi tía. Mi tía llegó a un acuerdo con el olvido.

Olvido el recuerdo de mi tía y tantos más. De tantos recuerdos he olvidado a mi tía.

En vida mi tía olvidaba el cerro Panteón. En el cerro Panteón vive el olvido.


Lágrimas artificiales

Vivo

la vida,

entre lágrimas,

naturales y artificiales.


Entre mares mareado,

sobre continentes,

sonrisas y risas,

entre magnos contenidos.


Sobre Islas plastificadas,

somos estratos de la nube,

somos parte del parque,

porque soy como somos.


Dolores naturales con matiz

de paciencia organizada,

mezclada con alegrías

naturales y artificiales.


Artificio de logias,

con eco de ecológicas,

artificiales y naturales

simples y complejas, lloro.


Chile

Fértil provincia señalada. Fuerte y belicosa, potente.

Padece lo que parece, el exilio. Ha mutado su Ser, in mundo.

Su Estado, halagado. Después de tantos nunca más.

Nunca más enfocamos al Ser. Humano.


Las montañas son pila de rocas. El océano una fuente pestilente.

Del aire corriente brota corriente. Del Sol llega energía en vez de luz.

La tierra labrada con otros sudores. En mi Parcela reposo con agrado.

El agua fluía prístina de lo alto.


Hoy el agua fluye contra derechos. El derecho poco a poco torcido.

Se hizo una costumbre poco ética. La ética por ser invisible vegetó.

Compramos sucedáneos químicos. Había farmacias por doquier.

Cadenas apoderadas d´esquinas.


Luego llegaron moles para males. El mal menor lo chuteamos no más.

Enfocados en el balón era sencillo. No se condice con campeones.

Nunca más seríamos peones,los guevones, weones y huevones,

jamás serán vencidos.


Algunos anticuicos quemaron todo. Pero no todo pues hubo música.

Un canto genuino brotado del alma. Esa alma sencilla y silenciosa.

El derecho a vivir en paz. La tenemos todas y todos.

Ser alma de la Paz.


Mayéutica Chilena

Sabemos que la Tierra es una esfera vista plana.

Sabemos que la riqueza dura, no dura para siempre.

Sabemos que la sabiduría puede escasear en casa de un sabio.

Sabemos que podemos saber, se sabe no eternamente.

Sé que Chile es un país único, se ve fragmentado.

Sé que Chile es Americano, si se usa la etimología correcta.

Sé que Chile tiene pueblos de origen e inmigrantes ancestrales.

Sé que la corriente de Humboldt modula el clima y genera sequía.

Sé que Chile es un país volcánico, marítimo, mineral y sísmico.

Sé que sus hijos parecen ser tanto como los de legión extranjera.

Sabemos lo que parecemos, mas parecemos no saberlo.

Sé que tolerar la tolerancia es tan difícil como soportar la intolerancia.

Sé que nada se es una idea antigua, que pocos parecen saber.


La revolución desfasada

Esta vez el tiempo tomó distancia.

Era la materia, la que fuera.

Tierra aire agua incluso fuego.

Cómodos en su espacio.


El tiempo desacomodado.

Parecía no encajar al agua,

al aire, menos a la Tierra.

El fuego siempre a disgusto.


Es como nada y mucho quema.

Los animales animados,

de todas las edades,

las personas perplejas.


Tensas, serenas y furiosas,

unas más, otras menos,

sordos algunos,otros cómo,

sin mirar o sin querer, veían.


Pero oír, mirar y comprender,

el principio de autoridad,

como tantos principios,

pacos como pocos.


Sabíamos que iba temblar,

desde rascacielos a palacetes,

por rejas, recámaras,de reojo,

sordas como voz de profeta.


Un lobby suntuoso brotaba,

desde el fondo de un closet,

gigante y azumagado,

polvoriento y rumoroso.


Ideas tan pretéritas,

colectivas y apuradas,

antaño perfectas y todo tipo,

de soluciones tipo.


También típicas desechables,

el tiempo confundido al rumor,

hacía temblar al espíritu,

revolviendo el desfase.


De todos los clamores

populares e impopulares,

la distorsión revoluciona

el tiempo desde la Bastilla.


El fenómeno humano

El fenómeno Humano,

con sus herejías a cuesta,

con siglos de amor y odio,

incontables,

de día o de noche,

naciendo y muriendo,

sobre la Tierra, tan nuestra,

que gira en un solo sentido,

el anti horario,

a mil seiscientos kilómetros,

por hora,

como si nada,

de oeste a este,

sí y sólo sí,

si parado en el Polo Norte,

si no me congelo, ni me ahogo,

mirando hacia el Polo Sur,

a mi derecha el Pacífico,

a la izquierda la Tierra firme,

si satisfecho con la vista,

me pidiera a mí mismo,

volar hacia el Sur,

con capa de Supermán,

o algún sucedáneo,

a la velocidad de la Luz,

solo para mirar,

hacia el Polo Norte,

desde el Sur,

tendré el Pacifico a la izquierda,

las Tierras a mi derecha,

para así caer en cuenta,

del determinismo de la posición,

social.


Por la Tangente

Acostumbrada,

al plano de la curva,

la esfera de la Tierra,

vive en plenitud.


Acompaña la vida humana,

vegeta a costa del animal,

de mares, islas o penínsulas,

montes, valles, esteros ex ríos.


Desde la costa diviso las nubes,

delante las cumbres deslucidas.

Inmersa era la riqueza del mar,

así enamora, como engaña.


La cordillera, la chilena,

asombra chilenos del norte,

centro, sur, también la noción

del pobre ancho de la nación.


Chilenos de la costa viven,

del valle y del monte además,

relejos achoclonados reviven,

reciclando reviejos recuerdos.


En los cementerios chilenos,

patriotas y allegados unidos,

en pacífico y fraterno sueño,

el último destino compartido.


De la paz y sus quebrantos,

sublimes canciones recrean,

vivencias del alma o eventos,

del país tan bélicoacogedor.


Milei y su señoría el crecimiento

Expertos en crecimiento,

debaten,

discuten datos ciertos,

sobre cientos, miles,

cifras sobre cien,

sobre mil,

intersección de curvas,

recetas de certeza,

expertos en experticia,

concreta,

transliterando vivencias,

crecer con crecimiento,

más allá de la economía,

la equidad clarividencial,

del mercado

y su evidencia salvaje,

en la faz del mundo,

pleno de faces y fases,

a ser descifrados,

desde la expresión

hologramática,

del diario vivir,

más acá del debate,

donde los expertos,

languidecen,

en un vano esfuerzo,

por descifrar el misterio

de la vida y su crecimiento.


Percepción Presidencial

Hay algunos que añoran al General.

Pinochet murió y es historia.

Puede producir histeria.

Pasó su época.

Piñera es el Presidente de Chile.

El humano hizo una elección.

Marcará la historia.

Es su época.

Chile,fértil provincia señalada…

Es historia muy antigua.

Se percibe desigual.

Cada época.

Esta historia se está escribiendo.

Para bien o para mal.

Con atisbo de histeria.

Es la época.

La época épica de Vándalos pasó.

Sólo remítase a Google.

Vivían en el Báltico.

Su época pasó.

Delinquir es quebrantar la ley.

La ética estudia el bien y el mal.

Se percibe variable.

Es la ley de la vida.

Mao ordenó a todos matar moscas.

Antes la orden eran pajaritos.

Luego muchos pesticidas.

Extinguió las abejas.

No se equivoque señor Presidente.

Puedo estar equivocado.

Errar es humano.

Ud. lo está.

Chilenas y Chilenos lo demuestran.

Han salido a las plazas y calles.

Con más o menos histeria.

Se percibe al toque.

Print Friendly, PDF & Email
Ir al contenido