La cuarentena total es la mejor medida para aplanar la curva y evitar un colapso del sistema sanitario. Rodrigo Vergara Fisher

Entrevistado por Juan Luis Villarroel el 20 de marzo 2020

Buenas tardes Dr. Vergara. Quiero consultarle, ¿cuál es su impresión acerca de la curva de nuevos pacientes detectados?, ¿cómo se ha comportado en Chile?

Se ha comportado -según estuve revisando hoy día mismo- similar a otros países latinoamericanos; parece que fuera peor, pero en realidad las curvas son muy similares tanto en cantidades, y en cuanto a cómo se dan o van apareciendo casos nuevos, si uno mira la curva logarítmica; son muy parejas en todos los países latinoamericanos. Y muy análogas en cuanto al índice de duplicación, es decir, cuántos días se demora en duplicarse un número después de otro.

Ahora, esas curvas son difíciles de interpretar, porque depende de cuánto Corona virus hay, y también a quiénes les estamos tomando el examen. Entonces, los países que pueden tomar más exámenes pueden tener más casos diagnosticados y aparece como que la curva fuera peor; sabiendo que las comparaciones de las curvas tienen limitaciones, ha sido más o menos igual en Latinoamérica. Ahora, lo malo es que esas curvas -por el momento- se parecen mucho a las curvas que han tenido países europeos a los que les ha ido mal. La nuestra se parece mucho a la curva de Italia y a la curva de España. Entonces si seguimos en esa misma curva, e igual el resto de Latinoamérica, estamos mal. Vamos a probablemente evolucionar a una situación de colapso.

En ese sentido, ¿qué le parecen las medidas que ha decretado la autoridad sanitaria respecto de sólo solicitar a las personas que puedan quedarse en casa, que lo hagan?

A mí me ha parecido insuficiente, justamente porque una medida que parece claramente nos puede ayudar sería la cuarentena total. Es la recomendación que están haciendo en base a lo que ha funcionado en otros países, no solamente una sino varias sociedades científicas y el Colegio Médico. En ese sentido me parece que son muy insuficientes las medidas, pero, además, si uno se quedara con la aplicación de lo que el gobierno está pidiendo, ha sido poco coherente en su propia postura, porque uno esperaría que en los servicios públicos se haya dado la instrucción clara de que todos los que puedan trabajar en sus casas se vayan, y esa medida no se ha tomado. Así, si uno quisiera pediría que por lo menos sean consecuentes con la medida que están pidiendo. No debería haber ningún servicio público que funcione a juicio del jefe, a discreción del “ehh…bueno!, ya, a tí te voy a dar permiso”. No puede ser así. Debería decidirse, como hizo la Universidad de Valparaíso que cerró, y sólo trabajan los que van a hacer labores que no se pueden postergar. El gobierno debiera hacer lo mismo Hacer trabajar sólo a los que tienen forzosamente que hacerlo, si se quiere tomar esa medida de no hacer cuarentena, y a la vez pedirle a las personas que se queden en casa -que es más o menos lo mismo que cuarentena-, debiera haberse establecido el teletrabajo desde un comienzo con los servicios públicos, y no lo ha hecho. En definitiva, frente a lo que ellos mismos han dicho que van a hacer no han sido consecuentes, porque los servicios públicos han seguido funcionando con recomendaciones que el publico no vaya. Pero sin una actitud clara de sacar de circulación a la gente que trabaja en el sistema público.

Entiendo que la sensibilidad del examen no llega al 100% y eso ha producido algunos casos que se han catalogado como falsos negativos. ¿Qué tanta importancia puede tener esa condición?

Yo creo que es importante…es complicado que un examen que uno esperaría que fuera sensible porque es una detección molecular, no tenga esa sensibilidad y las alternativas que hay son pocas, entonces, es complejo, porque uno se queda relajado pensando que no tiene infección y puede definitivamente tenerla; el problema mayor es que ese individuo puede contagiar a otros sintiéndose muy tranquilo que no tiene la infección. Y en ese sentido, el llamado es a que las personas que han tenido síntomas respiratorios, y por esa razón se les ha tomado el examen, deben comportarse como si ellos estuvieran infectados y quien esté a su lado también lo estuviera. Es más, en tiempos de pandemia ¡todas! las personas debieran adoptar esa actitud, no solamente los que tienen síntomas respiratorios. No se deben relajar las medidas al saber que un examen dio negativo, porque eso trae otras complicaciones; la persona vuelve a circulación… nosotros a través de la Universidad de Valparaíso hemos implementado la técnica y tomado exámenes a personal de la salud, y los que han salido negativos nos generan esta sensación de inseguridad, de que pudiera ser un falso negativo. Es complicado, y es difícil encontrar una buena solución, porque hoy en día estamos con un déficit de reactivos para hacer exámenes. Y repetirle a todos los negativos… es un número tremendamente alto… que no tenemos capacidad, por lo menos en la Universidad, de repetirlos.

¿Cuáles son las recomendaciones que Ud. haría al personal sanitario, específicamente al que trabaja con niños? Porque ellos, es decir los niños, pueden comportarse como portadores asintomáticos, o no cursar la enfermedad con toda la intensidad que los adultos, son vectores muy propicios para expandir la enfermedad.

En el mismo sentido, ¿cuál debe ser la forma en que el personal sanitario se proteja de la mejor manera para evitar el colapso que se produciría en la medida en que el personal sanitario se infecte por estar atendiendo a pacientes que están enfermos de Covid-19?

No está tan clara la importancia de los niños como vector, pero es bien probable que sea así. Generalmente, la mayoría de los casos que hay de niños aparecen “casos” familiares, grupos familiares que no está claro de dónde partió. Si fue el niño el que lo transmitió, o el niño el que lo recibió. Pero uno debiera asumir, por lo que pasa con los otros microorganismos, que los niños son transmisores. Y en ese sentido, la idea es que todo paciente sigue siendo un potencial infectado, y esto es de doble implicancia, porque uno como personal de la salud también pudiera estar contagiando, debiera atenderse, primero que nada, con todas las medidas normales de atención, que debiera siempre seguir y que no siempre se siguen, el lavado de manos, las precauciones estándar en general para cada paciente, y con las precauciones que están indicadas para pacientes específicos, según la patología que tienen, en esta situación actual uno debiera atender con mascarilla, protegiendo con esto al paciente, y eventualmente protegiéndose uno para lo cual sería razonable dotar de una mascarilla al paciente, y tener extremado cuidado al momento de examinar con baja lengua, usando además una apropiada protección ocular.

En cuanto a los pacientes respiratorios, me parece bien la definición que ha hecho el Ministerio ahora, hoy día, que todo paciente respiratorio sea sospechoso; esto es importante, más allá de lo que en alguna medida nos ha complicado con el llenado de los respectivos formularios, y porque ha significado tomar el examen a una mayor cantidad de pacientes que tensionan la capacidad de poder procesarlos. Esto además permite que el personal los atienda con todas las protecciones que tienen que utilizar; de contacto y gotitas, que habitualmente no se disponen. Lo otro importante es no solamente la atención, sino que tenemos que seguir las mismas medidas que se le han recomendado a la población general, es decir, mantener el distanciamiento social, no tocarse, lavarse las manos o usar alcohol gel cada vez que uno toca cosas que son compartidas … eso es difícil, incluso aquí en el Hospital, yo acabo de poner el dedo en el marcador biométrico para irme, y el alcohol gel del dispensador está agotado desde hace varios dias, así que este dedo está (el índice) sucio, y ahora la mano, por lo que tengo que tratar de no llevármela a la cara, hasta no llegar a un lugar en donde haya alcohol gel o un lavamanos.

Lo otro, que es más que la protección, o lo que haga uno para protegerse, -que probablemente puede ser difícil cumplirlo siempre, porque uno tiene distracciones normales-. Son las medidas que puede tomar la autoridad para evitar las infecciones diseminadas en el personal de salud, eso implica compartimentalizar los equipos, que vayan trabajando alternativamente en grupos separados, tener sólo la cantidad de gente necesaria. Esa fue la razón porque nosotros como Universidad decidimos sacar del hospital a los internos.

Infectólogo Pediátrico Hospital Carlos Van Buren, Director Escuela de Medicina Universidad de Valparaíso

Print Friendly, PDF & Email
Ir al contenido