Eficiencia hospitalaria.Víctor Cárdenas Vilches

Para nadie es un secreto que la salud en nuestro país presenta serias deficiencias en todos sus ámbitos, sin embargo, hoy se habla de un nuevo formato que permitirá la implementación de un sistema de clasificación de los pacientes como herramienta para la gestión clínica llamado GRD. Es decir, Grupos Relacionados al Diagnóticos (GRD).

¿GRD será la clave?

Esta clasificación de pacientes a través del sistema GRD, logra resolver la problemática que existe en las instituciones de salud, cuyo producto final es único. Cada paciente atendido tiene características particulares como: edad, sexo, diagnóstico principal, comorbilidades, tratamientos y procedimientos realizados, características que hacen que la variabilidad sea inmanejable. Cada uno de estos datos descritos puede generar miles de combinaciones. Por esta razón, en la necesidad de resolver esta problemática surge un sistema que logra agrupar la información, considerando aquellas similitudes y transformando un gran número de casos en grupos relacionados.

Al agrupar la información es posible estandarizar procesos para tratar determinadas patologías. Disminuyendo la variabilidad clínica y conociendo cuáles son los casos que no se asemejan al estándar, es posible realizar las mejoras que traerán ahorro de recursos y mayor eficiencia. El clínico dirá que sus pacientes son más complejos y el gestor que debe contener gasto; GRD es el punto de encuentro para medir una mayor complejidad asociada a mayor consumo de recursos.

De igual manera es importante recalcar que los GRD no se crearon con fines de pago, sino más bien como una herramienta de gestión que permite que las actividades en un Hospital se midan, evalúen y hasta cierto punto se “controlen”

En definitiva, los GRD están para quedarse.

Jefe Unidad de Cobranzas

Print Friendly, PDF & Email
Ir al contenido