Cuídate en el supermercado.- Lena Ciric

Consejos para para mantenerte seguro en el supermercado.

Para muchos de nosotros, el momento de la compra de comestibles es cuando entraremos en contacto con el mayor número de personas durante la pandemia. Cuantas más personas nos encontremos, mayor será el riesgo de transmisión de virus. Entonces, ¿cómo nos mantenemos seguros cuando vamos al supermecado?

Para infectarse, una persona necesita estar expuesta a un cierto número de partículas de virus , pero aún no sabemos exactamente cuál es este número para el SARS-CoV-2, el virus que causa COVID-19. Puedes exponerte al virus al inhalarlo, o al tocar algo con partículas virales y transferirlo a tu boca, nariz u ojos.

Cuando una persona infectada tose, produce muchas gotas que varían en tamaño. Las gotas más grandes se asentarán en las superficies más rápidamente debido a su mayor masa. Sin embargo, las gotas más pequeñas serán transportadas más lejos de la persona infectada, porque su menor masa las hace más fácilmente transportadas por las corrientes de aire. Las gotas más grandes transportan más partículas de virus. Y a cuántas más partículas de virus estés expuesto, más probabilidades tendrás de infectarte. De aquí proviene la regla de los dos metros para el distanciamiento social: las gotas más grandes no deberían viajar más allá de los dos metros.

Las gotas más grandes se depositarán en las superficies, y las personas infectadas con COVID-19 pueden contaminar las superficies con el virus al tocarlas. El coronavirus también puede sobrevivir en diferentes materiales durante algún tiempo. Puede sobrevivir un día en cartón y tres días en plástico y acero inoxidable.

Pero el virus es relativamente fácil de matar. Se ha demostrado que los detergentes, el alcohol, el blanqueador y algunos desinfectantes son efectivos para inactivar los coronavirus .

Las superficies con mayor probabilidad de tener el virus son aquellas que muchas personas tocan con frecuencia. En un supermercado, es probable que las áreas como las manijas de los carros y las canastas, la máquina de papas y chips, o el autoservicio, tengan la mayor cantidad de partículas de virus. Sin embargo todavía hay muchas maneras de mantenerse a salvo durante y después del viaje de compras.

Quédate en casa si puedes

Planifica con anticipación tus compras, para no tener que ir al supermercado con frecuencia, y opta por la entrega a domicilio si es posible. Si vas de compras, ponte una mascarilla o guantes antes de entrar al supermercado. Usa toallitas de limpieza de superficie si las llevas, o usa las que proporcionan en el establecimiento para limpiar el carrito o el asa de la canasta antes de tocarla. Al hacer cola, manten una distancia de dos metros de otras personas.

Pasa el menor tiempo posible en el supermercado

Trata de tocar la menor cantidad de cosas posible y no permanezcas demasiado tiempo en los pasillos, especialmente en los ocupados. Mantén tu distancia de los demás y no te toques la cara. Está bien pedir ayuda si la necesitas, pero trate de evitar el contacto con otras personas tanto como sea posible.

Manten el contacto al mínimo

Tanto las cajas como las autoservicios habrán tenido a muchas personas tocándolas, por lo que estos son puntos críticos de virus para evitar. Usa el pago sin contacto con una tarjeta o teléfono, tanto como sea posible, para no tener que tocar el teclado de la máquina de tarjetas.

Limpia tus manos

Una vez que hayas comprado y salgas del supermercado, quítate los guantes y deséchalos si los estabas usando. De lo contrario, puedes lavarte las manos en los inodoros del establecimiento o usar desinfectante para manos con entre un 60 y un 95% de alcohol . Luego puedes cargar las compras y regresar a tu casa.

Cuando llegues a tu domicilio, debes lavarte las manos antes de desempacar las compras. Puedes quitar el embalaje externo de algunos productos y eliminarlo, aunque es poco probable que la superficie de cualquier producto esté cubierta con suficiente virus para causar una infección.

Guarda todo en la nevera, el congelador o los armarios, y luego lávate las manos nuevamente. Si usaste tus propias bolsas, colócalas en algún lugar listo para el próximo viaje. Si usaste tu teléfono mientras estabas de compras, límpialo también.

Preparación de comida

La congelación y la cocción deberían inactivar el virus, aunque actualmente no hay evidencia de que COVID-19 se pueda transmitir a través de los alimentos en particular . Como siempre, usa una buena higiene de los alimentos y asegúrate de cocinar todo según las indicaciones. Preocúpate también de lavar bien las frutas y verduras frescas con agua, especialmente si las va a comer crudas.

Comprender cómo se transmite el virus nos permite saber a qué nivel de riesgo es probable que estemos expuestos durante nuestra vida cotidiana bajo encierro. Es importante pensar las cosas con anticipación, sopesar los riesgos y los beneficios para que puedas tomar las mejores decisiones y mantenerte tú y a todos los demás a salvo.

Lena Ciric, Associate Professor in Environmental Engineering, UCL

This article is republished from The Conversation under a Creative Commons license. Read the original article.

Print Friendly, PDF & Email
Ir al contenido