Comité de Ética Asistencial. Sebastián Vega Toro

Un Comité de Ética es un grupo de profesionales que asesoran a los miembros del equipo de salud, pacientes y familiares en la toma de decisiones en la práctica clínica. Existen dos tipos: el Comité de Ética Asistencial y el Comité de Ética de la Investigación, que está encargado de la revisión de todo proyecto de investigación con seres humanos.

Los Comités de Ética Asistenciales tienen su origen en la segunda mitad del siglo XX y surgen como respuesta a los grandes cambios que sufre la atención de salud de las personas, particularmente en relación al desarrollo tecnológico, a la participación de los pacientes en la toma de decisiones clínicas y a la necesidad de aplicar principios éticos que conduzcan dicho proceso. Los Comités se han desarrollado en un contexto en que la medicina ha sufrido los mayores cambios de su historia.

Se ha propuesto que el primer Comité fue el establecido en los años sesenta, en Seattle, para seleccionar pacientes que iban a ser sometidos a la nueva técnica de hemodiálisis. En 1976 el caso de Karen Anne Quinlan, paciente en coma profundo sin posibilidades de recuperación, y cuyos padres solicitaron el retiro de la ventilación mecánica, fue una situación pionera en la creación de los Comités en EEUU, al llevar el caso a tribunales ante la negativa del equipo médico a la solicitud.

Foto: Wikipedia/Shutterstuck

El Comité de Ética Asistencial es la instancia deliberativa que consiste en que un grupo de personas con “muchas diferencias entre ellas”, pero con iguales derechos a opinar, razonan sobre cualquier alternativa que les parezca correcta, analizan la situación y, en base al peso de los argumentos presentados, logran llegar a un consenso, superando los propios sesgos personales y poniéndose al servicio de lo colectivo. Esto requiere tolerancia y diálogo respetuoso, aspecto que hoy es tan carente y necesario en nuestra sociedad. Como describe el bioeticista español Diego Gracia (2011), los comités de ética son órganos de deliberación y su objetivo es ser una instancia de ayuda en la toma de decisiones correctas sobre cuestiones complejas, con la intención de lograr un equilibrio entre los aspectos científico-técnicos, los valores del paciente y los principios éticos.

En el año 2012, la Ley N° 20.584, de Derechos y Deberes que tienen las personas en relación con acciones vinculadas a su atención de salud, obliga a que el profesional tratante solicite la opinión al Comité de ética del establecimiento en situaciones en que éste tenga dudas sobre la capacidad de decidir del paciente, o estime que la decisión manifestada por éste o sus representantes legales lo expone a graves daños a la salud o al riesgo de morir. Asimismo, si la insistencia en la indicación del tratamiento o en la adecuación del esfuerzo terapéutico son rechazadas por la persona o por sus representantes legales, se podrá solicitar la opinión del Comité.

En general, existe consenso en que los Comités de Ética cumplen tres funciones básicas. La primera es Consultiva, esto es, que cuando existen conflictos éticos y de valores en un caso particular, éste es sometido a análisis a la solicitud de médicos, profesionales o de los propios pacientes o sus familias. La segunda función es Educativa, y consiste en la capacitación de los integrantes de los Comités, de los distintos servicios y unidades que componen el Hospital, y de la comunidad usuaria, además de los profesionales en formación para promover la consideración de los aspectos éticos en la práctica clínica diaria. Y la tercera función es Normativa, en tanto se vincula con la generación de políticas institucionales mediante protocolos o guías de actuación frente a situaciones de conflicto ético-clínico repetidos; también puede tratarse de propuestas de mejoría en la atención o en formas de trabajo al interior de la institución.

En nuestro Hospital, el Comité de Ética Asistencial se constituye en el año 1997, siendo uno de los más antiguos del país en su conformación. Su historia está íntimamente relacionada a la labor, rol y perseverancia del Dr. Fernando Novoa, neuropediatra, que dedica una parte importante de su carrera como médico al análisis y enseñanza de la ética médica y de los aspectos humanísticos del ejercicio de la medicina. Recientemente, el Dr. Novoa ha sido nombrado Presidente Honorario de nuestro Comité, y es un referente regional y nacional en bioética, formando parte del Departamento de Ética del Colegio Médico y del Tribunal de Ética del Colegio regional Valparaíso. En la actualidad, nuestro Comité es ―a nivel nacional― uno de los que más casos recibe para consulta en el año, y cuenta con 12 integrantes, incluidos una abogada y un miembro de la comunidad. El Comité sesiona mensualmente, recibiendo consultas en modalidad ordinaria de análisis de casos en dichas sesiones, y en modalidad de asesoría ética de urgencia, dependiendo de la necesidad de respuesta según la situación clínica.

La actual importancia de los Comités de ética en la labor de los Hospitales nos hace reflexionar sobre la dimensión ética de la atención de los pacientes y cómo esta adquiere un aspecto central. Las personas exigen hoy en día participar más activamente en las decisiones relacionadas al ámbito de su salud o a la de un familiar, y el desarrollo tecnológico ha permitido manipular la vida de una forma en la que nunca antes se pudo, lo que ha permitido un progreso evidente, pero, también, ha dado lugar al surgimiento de dilemas morales que a diario plantean desafíos no sólo en lo que respecta a si, por ejemplo, tal fármaco es el correcto para tal patología, o si para diagnosticar una enfermedad se debe o no solicitar tal examen, sino que plantean preguntas como: ¿es correcto hacer esto?, ¿se debe tomar tal decisión?, ¿es éticamente aceptable realizar tal procedimiento en el paciente? La labor de los profesionales sanitarios está íntimamente relacionada con diversos dilemas éticos en el día a día, y la consideración de los aspectos éticos en cada situación clínica propone un desafío constante en el ejercicio profesional y en el adecuado funcionamiento de las instituciones sanitarias.

Bibliografía

Gracia, D. La deliberación moral en bioética. Interdisciplinariedad, pluralidad, especificación. En Ideas y Valores, vol. LX, núm.147, diciembre de 2011, pp.25-50.

Print Friendly, PDF & Email
Ir al contenido