Coletazos del COVID al Área Pediátrica Quirúrgica

Eduardo Focacci Reyes 1

A manera testimonial he querido compartir con la comunidad hospitalaria y porteña lo que ha significado para el Servicio de Cirugía Pediátrica (SCP) todo éste tiempo de pandemia.

El SCP fue formado en el año 1943, en el antiguo Hospital Enrique Deformes y  debió ser trasladado a éste establecimiento después del terremoto de 1985.

Frontis del Hospital Deformes

Desde la llegada al Hospital Carlos Van Buren (HCVB) nuestro servicio ha ocupado gran parte del quinto piso de la Torre Médica, compartiendo salas con Traumatología Infantil. Nuestro piso, con 8 salas de hospitalización, se encontraba satisfactoriamente equipado y adecuado para ofrecerles a nuestros pacientes una buena calidad de atención. Estas dependencias eran exclusivamente pediátricas, se disponía de 2 pabellones quirúrgicos, una sala de recuperación, una sala de balneo terapia para los niños quemados, una sala de yesos y otra sala habilitada para recibir a aquellos pacientes sometidos a alguna intervención de Cirugía Mayor Ambulatoria.

Separación de gemelas unidas en Hospital Van Buren

Desde el inicio de la Pandemia, Marzo 2020, nos hemos vistos afectados por una serie de cambios llegando a la insostenible situación actual : todo nuestro piso destinado a atención de adultos, las distintas dependencias ocupadas para otros quehaceres y los pabellones asignados para intervenciones quirúrgicas de pacientes COVID.

Nuestra actividad quirúrgica, se fue restringiendo progresivamente y desde hace más de 1 año solo podemos operar pacientes de urgencia. Al postergar cirugías el riesgo son sus complicaciones, como fue el caso de una lactante intervenida de urgencia por una hernia inguinal atascada con compromiso ovárico, que pudo haber puesto en riesgo su futura fertilidad.

Ovario deslizado con signos de desvitalización, que se recuperó luego de la intervención quirúrgica

Nos embarga una ingrata sensación de desesperanza y frustración al no poder responder las demandas de nuestros pacientes, constatar como aumenta paralelamente la lista de espera y los reclamos desesperados de sus padres por no ser atendidas las patologías de sus hijos.

Es completamente comprensible que las autoridades sanitarias locales hayan tenido que recurrir a éstas medidas para poder contener y enfrentar la Pandemia. Lo señalado anteriormente no cuestiona ni critica las gestiones realizadas. La intención es exponer la precaria situación de toda el Área Pediátrica Quirúrgica al no contar con la infraestructura necesaria y adecuada que le permita seguir funcionando aun cuando se presenten pandemias como la que esta en curso. A nivel de la dirección existe la convicción de que éste hospital hace mucho tiempo es insuficiente y no logra satisfacer las actuales necesidades, por lo que éste testimonio debiera ser otro aliciente para apoyar decididamente el requerimiento de un nuevo HCVB .

1 Jefe de Servicio de Cirugía Pediátrica Hospital Carlos Van Buren

Print Friendly, PDF & Email
Ir al contenido