Capítulo Médico HCVB

Precedentes

Pasaban los meses de septiembre y octubre del 2019 en el Hospital Carlos van Buren y, como todos los años, ya nos habíamos quedado sin presupuesto para continuar con las prestaciones habituales. Pero este año se notaba más dicha situación: desabastecimiento de fármacos básicos, cirugías aplazadas, la ya crónica externalización de servicios de camas de paciente crítico por no contar con la suficiente dotación de camas, y, de fondo, el proyecto de un “nuevo Hospital para Valparaíso”; proyecto más congelado que el mismo presupuesto con que contábamos. Y como guinda de la torta, un ministro de salud en extremo austero, “sordo” e interpelando por los medios de comunicación a la actual directiva de nuestro Hospital, tildándola de ineficiente y con serios problemas administrativos; la misma directiva que, meses atrás, comunicaba orgullosa haber cumplido en un plazo más que estrecho la resolución de la lista de espera quirúrgica que el mismo gobierno mandataba solucionar.

Los ánimos ya estaban exaltados y el malestar más que evidente. El apoyo a la dirección de nuestro Hospital era unánime. Todo el equipo de nuestro Hospital, no obstante la escasez de recursos de siempre, hacía su mejor esfuerzo.

Es que un Hospital de tal complejidad, con una población tan vulnerable y una historia de abandono económico tan larga, no se podía quedar indiferente a las “conclusiones superficiales y fáciles” a las que llegaba el propio gobierno.

La “Marcha de la Salud” del 9 de octubre fue la primera convocatoria masiva de profesionales del área que demostraban en las calles su malestar y entregaban en el Congreso sus propuestas. Y esto antes que todo Chile convulsionara tras la Crisis Social del 18 de octubre.

Conformación

Paralelamente al hito del 18 de octubre, nos dimos cuenta que el “cuerpo médico” del Hospital necesitaba conformar un equipo que permitiera canalizar, de forma democrática, las distintas demandas emanadas desde el estamento, siendo aquello un hecho inédito para esta naciente organización que no tenía experiencia previa al respecto. Es así que se llamó el vienes 8 de noviembre a votaciones para la conformación del Capítulo Médico del Hospital Carlos van Buren. Contando con 84 colegiados, las primeras 5 mayorías dieron como resultado:

Dr. Pablo Cox como Presidente (en el centro de la imagen), y sus 4 directivos (de izquierda a derecha): Dr. Sebastián Vega, Dr. Felipe Solís, Dra. Dora Silva y Dra. Claudia Amarales.

Una de las primeras acciones tomadas como Capítulo Médico, fue la de formalizar nuestro apoyo a la Dirección del Hospital, pues su sello había sido, en todo el periodo, trabajar en equipo y con transparencia en los distintos desafíos que le tocó abordar.

Sabíamos que, desde inicios de este año, las modalidades administrativas para compras y contratos habían cambiado a nivel ministerial, lo que terminó entorpeciendo aún más el delicado equilibrio de endeudamiento que desde años sufre nuestro Hospital para resolver todos los problemas de salud de su población. De hecho, antes de la crisis, las arcas del establecimiento estaban vacías, por no decir en cifras rojas. En definitiva, el “presupuesto 2019 había sido nuevamente insuficiente”, y el que se aprontaban a aprobar para el 2020 no era más esperanzador.

Una de nuestras primeras discusiones, no exentas de roces y discrepancias, fue decidir cómo movilizarnos sin entorpecer el ya deteriorado acceso y oportunidad a la atención de salud que la población de Valparaíso requería, no olvidando, además, que somos centro de referencia de macro zonas en las especialidades de Radio-Oncología, Neurocirugía y Otorrinolaringología entre otras.

Movilizaciones

Nuestra crisis fue el reflejo de la sumatoria de otras áreas sociales críticas: educación, pensiones, agua, derechos humanos y muchas más, generando que se volcaran miles y miles de ciudadanos a protestar por sus grandes falencias, pues, “no eran 30 pesos”, sino “30 años” de abusos. Y así nos tocó a nosotros con la Gran Marcha de la Salud entre Valparaíso y Viña del Mar, ocasión en que funcionarios, tanto de atención primaria como de los Centros hospitalarios de la zona, pacientes y familiares, marcharon por las calles de ambas ciudades y se encontraron en plena Avenida España, terminando finalmente a las afueras del Hospital viñamarino Dr. Gustavo Fricke.

Formación

Otra gran área que decidimos desarrollar fue la de Formación y discusión en temas de Salud pública y social. En este sentido, se buscó comparar distintas realidades de salud a nivel internacional mediante la conferencia del Dr. Carlos Espinoza, titulada “Financiamiento de Salud en Chile y Comparación Internacional”. Por su parte, el Director del Hospital, Dr. Mauricio Cancino, nos expuso un Resumen Ejejutivo del “Informe Financiero Hospital Carlos van Buren 2019”, para sociabilizar con datos duros la realidad de nuestro centro, los desafìos y brechas. La Jefa de Planificación y Control del Hospital Sra. Carla Fierro, nos presentó “Los Alcances del Actual Sistema de Valoración de Prestaciones del Sistema de Salud Público (GRD)”, y, en otra oportunidad, el Dr. Sebastian Vega nos expuso un tema controversial y muy contingente, “Conflictos de Intereses en la relación Médica y la Industria Farmacéutica”. Todas estas instancias abiertas a la comunidad hospitalaria.

Cercanía con la Comunidad y Red de SaludCabildo Hospital Carlos van Buren

Una de las grandes falencias de nuestro sistema de salud, y un paradigma que todavía no terminamos de abandonar, es el “enfoque paternalista de atención”, en el cual el rol que le dejamos a nuestra comunidad es de mero expectador y receptivo de nuestra atención.

Por otra parte, existe una “red de salud” que poco o nada tiene de red, pues sus sistemas son poco articulados y fragmentados, cuestión que se evidencia en la relación que mantienen los Centros de atención primaria con los Centros de mayor complejidad, como Hospitales o Consultorios de especialidades.

Con estos precedentes, decidimos generar la instancia de diálogos entre todos los actores que generan salud en nuestra ciudad, partiendo por nuestra propia comunidad, que lo que más quiere es ser partícipe y protagonista de su porpio cuidado. Fue así como el sábado 30 de noviembre se convoca al 1er. Cabildo de nuestro Hospital a más de 16 Asociaciones de pacientes, cada una con una larga experiencia en la búsqueda de empoderamiento. A decir verdad, como “cuerpo médico” no magnificábamos el nivel de organización de las Asociaciones, ni la cantidad de miembros que se desenvuelve en torno a los Centros de salud, con lo que se evidenció nuestra inmensa desconección y desconocimiento de la propia comunidad a la que atendemos. Como ejemplo de algunas de estas Asociaciones, podemos nombrar: la Unión Comunal del Adulto Mayor, Acción GAY, PRAIS, y Padres de Hijos con Autismo.

Por otro lado, se invitó a todos lo Centros de Salud Familiar de Valparaíso, tanto a sus directores como a sus representantes de las mesas consultivas, incluyendo a su Jefe de Área de Salud Municipal, don Alejandro Escobar. Una deuda histórica es nuestra desconexión entre Hospitales y la Atención Primaria y, por tanto, una sub-óptima atención continua en salud.

Finalmente, se hicieron parte del Cabildo los propios representantes de nuestro querido Hospital Carlos van Buren, con delegados de gremios, jefes de servicio y voluntarios, estos últimos representando a más de 200 personas de distintos sectores del Hospital, que día a día, y algunas por mas de 20 años, han brindado su ayuda desinteresada en pro de la atención a nuestros pacientes.

L a convocatoria dio como resultado la reunión de más de 80 personas, las cuales pudieron compartir toda una mañana y algo más, para poder conocerse, mirarse a la cara y comunicarse mutuamente sus historias, visiones, reparos y sueños con respecto a la forma en que se debe buscar la Salud integral de nuestra comunidad.

De esta experiencia quedó una gran enseñanza y deuda a la vez. Por una parte, comprender que nuestra labor se realiza a la par con una comunidad organizada, y además ávida de mayores instancias de participación real en su propio cuidado. Y, por otra parte, la necesidad de más y mayores instancias de interacción, debate y reflexión, en que el equipo de salud y la comunidad participen como colaboradores mutuos.

Proyecciones

Son muchos lo desafíos que al Capítulo médico (entiéndase la totalidad de los médicos de nuestro Hospital y no sólo su directiva) le quedan por delante: por lo pronto, un insuficiente presupuesto hospitalario para este año 2020; un cambio importante y, de seguro, progresivo en el Modelo de Salud nacional que esperamos logre mayor justicia social; un nuevo Hospital para Valparaíso, acorde a los tiempos y expectativas que la comunidad anhela; una integración real de la Red de Salud local, para dar una atención oportuna, continua y de calidad; una alianza permanente entre la comunidad organizada y el propio sistema de salud; y, finalmente, como eje central de cualquier cambio, la transformación desde la conciencia de cada miembro del equipo de salud para entender nuestro propósito en esta sociedad: un humilde y necesario papel en el cuidado de la salud de nuestra población, como otro determinante más en la búsqueda del buen vivir.

Capítulo Médico

Hospital Carlos van Buren

Febrero 2020

Print Friendly, PDF & Email
Ir al contenido